Técnica china, complementaria también al masaje y a la recuperación de lesiones, consiste en "rascar" encima de la zona patógena, para eliminar el Sha, y así conseguir una mejoría. 

Existen diferentes tipos de guasha, aunque la más común es la realizada con hasta de búfalo.

Una técnica sin duda muy efectiva, tanto a nivel de recuperación funcional como a nivel estético.


Consúltanos por Whatsapp

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lea y acepte nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted