Esta técnica, consiste en aplicar una succión con diferentes ventosas sobre la superficie de la piel. 

Este efecto se basa en la activación de la circulación de la sangre hacia la superficie, movilizando los tejidos y consiguiendo la eliminación de adherencias. 

Muy recomendada en cualquier caso de toxicidad muscular, típica en sobrecargas o contracturas.

Consúltanos por Whatsapp

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lea y acepte nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted